Reflexiones a una semana de la provocacion fascista en Vallekas

valle201Vallekas es un barrio hermano. En él tenemos compañeros, amigos, familia. Y desde aquí queremos deciros, compañeras y compañeros, vecinos y vecinas, que no estáis solos. Que ante la infamia y la impunidad con que los nazifascistas han actuado en Puente de Vallekas, se ha respondido con rotundidad, con unidad y con coherencia: resistiendo y defendiendo Vallekas. Quisieron tomar un barrio obrero, multicultural, con una tradición de lucha vecinal, antifascista, de sus habitantes y trabajadorxs. Pero no han podido.

Que los nazis disfracen su discurso de “socialismo” y de “revolución” no es nada nuevo ni debe alarmarnos. No tiene el fascismo nada ni de lo primero ni de lo segundo,  ya que quienes lo financian son los burgueses, los patrones, los  poderosos, y quienes lo aúpan, los pocos ignorantes que aún pueden creerse semejante mensaje incoherente y vacío.  Esos pocos -que apenas llegaban a un centenar o dos, en el mejor de los casos- salieron a pasearse armados con palos y cascos de policía y amparados por las Fuerzas de Seguridad del Estado, fieles a la tradición de proteger a los nazifascistas -que no respetaron el recorrido marcado, portaron banderas anticonstitucionales y corearon lemas abiertamente xenófobos y nazis-  y atacar y dispersar a los antifascistas, vecinos, trabajadores, jóvenes que se concentraron para defender valientemente el barrio, portando pancartas y sin más armas que su voz.

Tendrían que hacerlo mucho mejor para lograr lo que pretendían. Su provocación sólo demuestra que son pocos, que son cobardes y necesitan armarse, que necesitan la protección de la Policía para actuar y que su discurso, como su propia existencia, es estéril, y lejos de asustar, provoca repulsión y resulta tan anticuado como ridículo e  incoherente.

La connivencia de la Delegación del Gobierno madrileño, que cada día adopta tintes más negros, que ya sobrepasa el neoliberalismo radical de Aguirre para poder denominarse -casi sin ningún pudor ni duda- neofascista, prueba de qué lado están los poderes. Los medios de incomunicación burgueses (en especial El País, vocero oficial del Gobierno, disfrazado de cara simpática del sistema) poco menos que llegan a justificar a los “ultraderechistas” para escupir sobre los “antisistema” (término generalista y ambiguo en el que les interesa englobar todas nuestras voces para así silenciarlas) los adjetivos de violentos, agresivos, descontrolados, ilegales. Éstos  textos informativos faltos de cualquier tipo de rigor periodístico -que más parecen una redacción de 1º de carrera hecha por alguien que nunca estuvo allí- nos indignan y nos decepcionan, ya que muestran una realidad distorsionada, ambigua e incompleta.

Todo el apoyo a lxs compañerxs detenidos, que afortunadamente, ya están en libertad. Todo el respeto y admiración al vecindario de Vallekas. Y nuestro recuerdo a Carlos Javier Palomino, “Pollo”, que donde quiera que esté, habrá observado orgulloso como su barrio se levantaba contra el fascismo.

No debemos olvidar nunca, que el DELITO es convocar una manifestación contra los inmigrantes. Que el DELITO es corear lemas fascistas, racistas y nazis. Que el DELITO es no respetar el recorrido de una manifestación para atacar, armado y descontrolado, contra el vecindario. Que el DELITO es el fascismo, el racismo, la xenofobia.

Y ser antifascista, lejos de ser un delito, es, para nosotros, un orgullo, un deber y una convicción.

VALLEKAS HA SIDO, ES Y SERÁ BARRIO OBRERO, MESTIZO Y COMBATIVO

FUERA FASCISTAS DE NUESTROS BARRIOS

SOLEDAD MESTRE, DIMISIÓNfinal

  • ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- --------------------------------------