POR UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA Y DE CALIDAD

Muchos jóvenes del barrio estuvimos ayer entre los asistentes a la Manifestación que se celebró en Atocha contra el Proceso de Bolonia. manifestacion_de_estudiantes_contra_el_plan_bolonia_1_Algunxs como universitarixs, otrxs como estudiantxs de enseñanzas medias y otrxs, acompañando a sus colectivos o compañeros.


No es momento ahora de pararse a explicar punto por punto y paso por paso en qué consiste la aplicación de ésta supuesta “convergencia” europea. Nos encargaremos de ello en un artículo en el que nos lo expondrán los “insurgentes” del barrio que trabajan codo a codo en las Asambleas de facultades e institutos. Bolonia se nos ha publicitado –en el mejor de los casos, ya que el mutismo y la estrategia de la desinformación durante su aplicación ha sido una de sus bazas más fuertes- como una serie de medidas destinadas a equipararnos con Europa y a mejorar la calidad de nuestro precario sistema educativo universitario.

Pero esa no es la verdad. Y siendo breves, sólo hemos de fijarnos en algunas de sus características. El recorte de financiación pública que deja paso a las empresas privadas a las Facultades como garante de soporte económico y formativo de cara a nuestro futuro laboral no es más que la entrada del capitalismo, del mercado, de las doctrinas neoliberales, en el seno de la Universidad.

La Universidad ha sido siempre un elemento clave para el planteamiento crítico de la Sociedad: un lugar de debate, de encuentro de juventud con ganas de cambiar y de replantearse lo establecido y de profesores con vocación de transmitir experiencia y conocimiento. En ella han nacido ideas, nuevos planteamientos, material con el que poder enfrentarnos a la sociedad en que vivimos. Dice hoy la Ministra de Innovación y Ciencia ( que poco tienen que ver con la educación universitaria…) que los estudiantes pensamos, equivocados, que la Universidad nos pertenece, cuando en realidad pertenece a la Sociedad. Encierro de estudiantes universitarios en la Complutense de Madr¿ Pero, no somos todxs nosotrxs, lxs jóvenes, lxs estudiantxs, los que viviendo y participando de ella, debemos defenderla y hacerla mejor? ¿no nos corresponde esa tarea, que no es para nada fácil y que asumimos pese a la indiferencia de muchxs compañerxs y a la censura y represión que sufre el Movimiento Estudiantil?

Pero Bolonia trae muchas otras consecuencias consigo: el encarecimiento de las Tasas, la inviabilidad de su planteamiento a nivel de número de estudiantes, aulas y profesionales, el desprecio hacia todas aquellas carreras cuyo fin sea el conocimiento ( Filologías, Filosofía, Historia…) y que no son útiles como voraces herramientas del mercado. Los estudiantes pasan a ser máquinas, clientes rentables sin capacidad crítica…eso, los que puedan aspirar a pagarse los créditos o estén dispuestos a atarse durante años a las nuevas becas-crédito, hipotecas del conocimiento. En otras palabras, el fin de la Universidad y de los campus como los conocemos y los hemos conocido.

No negamos que el sistema actual tenga terribles fallos. Pero quienes se implican en esta lucha no lo hacen solamente negándose a lo que viene sino siendo muy críticos con lo establecido hoy. La enseñanza media y primaria pública también están en un estado muy crítico, como suelen insistir los medios, -tenemos ejemplos en Arganzuela…- y no saldrán mejor paradas con las consecuencias a medio plazo de esta reforma estudiantil.

Para resumir, sólo insistir en el éxito de la convocatoria (15.000 asistentes) que animará a que sigamos, aún con más fuerza, luchando contra la implantación del Proceso. Recordar que quienes estudian secundaria y Bachillerato hoy la sufrirán mañana, y deben unirse con más fuerza si cabe. Nuestro apoyo y enhorabuena a las Asambleas de Estudiantes, que están  dando ejemplo de un maravilloso trabajo horizontal, y nuestro ánimo también a los 24_041detenidxs y heridxs en la carga policial de la manifestación de ayer. La policía no parece recordar que algún día sus hijxs también querrán asistir a la Universidad.

Por último, no dejar de recordar a los detenidxs Anti-Lou y a los compañerxs expulsadxs de la UAB que pudimos conocer el pasado miércoles en la UCM. Tampoco a Tomás, compañero de la UAB que lleva 20 días en HUELGA DE HAMBRE. Un abrazo alegre y combativo a todxs ellxs.

UN BARRIO COMBATIVO necesita ESTUDIANTES COMBATIVOS

UN BARRIO OBRERO necesita EDUCACIÓN PÚBLICA

NI LOU, NI BOLONIA, NI PRECARIEDAD, FUERA LAS EMPRESAS DE LA UNIVERSIDAD.

Anuncios
  • ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- --------------------------------------