Contra la destrucción del parque de la Cornisa

Desde Arganzuela Insurgente queremos apoyar la lucha que están llevando a cabo los vecinos de la Cornisa para salvar el parque, el paisaje y la memoria histórica de esta zona de Madrid.

20090218elpmad_1Como siempre, los políticos, sobre todo si hablamos del gobierno corrupto y pseudofascista de la Comunidad de Madrid y su Ayuntamiento, se dan la mano con la Iglesia para hacer y deshacer a su antojo sin contar con nadie más, repartiendo sus millones y sus influencias como les viene en gana.

Denunciamos estas camarillas corruptas que hinchan sus bolsillos a nuestra costa en la Comunidad de Madrid, y a quienes bien poco les preocupa la herencia cultural de su propia ciudad y denunciamos también la actitud de la Iglesia Católica, que, como siempre en la Historia, obra impunemente y para su propio beneficio aunque tenga que destruir, como en este caso, un precioso y emblemático lugar de nuestra ciudad, en el que muchos de nosotrxs hemos pasado muy buenos ratos.

sanfcoAlfonso Martínez, uno de los vecinos que está trabajando activamente en las reivindicaciones, nos comenta la situación de la Cornisa, su origen y el porqué de la oposición a este “Vaticano 2”. Dese AI queremos agradecerle su colaboración y su trabajo por esta causa.

“Como sabréis últimamente se está hablando de un proyecto conocido como “Vaticano 2”, “Ciudad de la Iglesia”, o, como es conocido a nivel municipal “Plan Parcial de la Reforma Interior de la Cornisa del Río Manzanares“, y como también sabréis, seguramente, hay una oposición vecinal y de diversas organizaciones culturales a su realización.

Esta protesta no es nueva, lleva ya más de diez años. En este tiempo la asociación de vecinos de la Cornisa ha venido realizando múltiples actuaciones encaminadas a defender ese parque vecino de San Francisco el Grande, pero es desde el día veintisiete de febrero que las cosas han tomado otro cariz. Ese día el Ayuntamiento de Madrid consumó el proyecto aplicando el partido gobernante, el PP,  su mayoría absoluta en el Consistorio dándole la definitiva luz verde.

Consiste dicho proyecto en la construcción de, aproximadamente, treinta mil metros cuadrados de edificios destinados a uso eclesial: residencia para sacerdotes, oficinas para el arzobispado, una biblioteca diocesana, etc. Todo ello se hace mediante una serie de permutas de terrenos entre el Ayuntamiento y el Arzobispado de Madrid, que lleva ya mucho tiempo en gestión. A cambio la ciudadanía recibirá una escuela infantil y un polideportivo que ocuparían unos seis mil metros cuadrados. La desproporción es claramente manifiesta.

Esta obra se va a realizar en el espacio que va desde Las Vistillas hasta el Parque de la Cornisa en las inmediaciones de San Francisco el Grande. Cabe ahora preguntarse el por qué de la oposición.

Esta zona representa en el centro de Madrid algo muy especial por diversos conceptos. El primero, que salta a la vista de todo el mundo, es un excepcional arbolado, una zona verde que no sólo debería protegerse sino que debería incrementarse adecuadamente.

El segundo es de índole paisajista con una carga fuertemente emotiva e histórica: Con las construcciones previstas se perdería definitivamente un rasgo vital de la observación del perfil de la ciudad, la vista desde el otro lado del río. Son múltiples las representaciones pictóricas que han retratado Madrid desde ese ángulo tanto por su belleza como por la perspectiva que ofrece. Estas representaciones plásticas culminan con Goya. Los bloques de los edificios del Arzobispado machacarían literalmente una “línea del cielo” que ha sido identidad de la Villa durante siglos.

Hay argumentos históricos y arqueológicos de primer orden. Por esa zona corría la cerca fiscal de Felipe IV, de la cual podemos observar hoy en día algunos restos en la ronda de Segovia. Esta cerca representó hasta el Plan del Ensanche de Castro, allá por 1866, el límite máximo de la ciudad y es un bien parcialmente protegido. Su interés es de alto nivel histórico y deberían acometerse prospecciones para poner a la luz y en valor sus restos, pero hasta el momento las autoridades municipales no han mostrado el menor interés o voluntad en ello. La argumentación de que al hilo de las obras (como ocurre siempre que surgen estos temas) se podría recuperar no es valida ya que la experiencia demuestra que estos restos suelen ser eliminados aduciendo, muchas veces, su falta de calidad artística. Otras veces es la premura en las obras y otras, el supremo interés económico el que prevalece. Por tanto y desafortunadamente el ciudadano interesado en estos asuntos tiene que ser altamente suspicaz con las afirmaciones que desde el Ayuntamiento se vierten.

Son más cosas las que están en peligro en este ámbito cultural: los jardines del Seminario (semi vacío) que fueron del palacio de los Duques de Osuna y de los Príncipes de Mélito y de los que quedan restos, las escaleras de las Vistillas y, probablemente, una parte importante de los Jardines de las Vistillas, etc. etc.

También es posible que esta actuación tenga repercusión en los escenarios tradicionales de las fiestas populares que se celebraban en esta zona y que desde las kermesses que se organizaban en el tránsito del XIX al XX hasta hoy en día han tenido allí un recinto.

Podría uno extenderse más, pero estos motivos ya parecen suficientes para argumentar una oposición.”

CONVOCAMOS A LA MANIFESTACIÓN DEL PRÓXIMO DOMINGO 29 de MARZO A LAS 12:00 EN LA PLAZA DE LAS VISTILLAS

cornisa

CONTRA LA DESTRUCCIÓN DEL PARQUE DE LA CORNISA Y LOS JARDINES DEL SEMINARIO

Anuncios
  • ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- ----------------------------- --------------------------------------